Get In Touch
541 Melville Ave, Palo Alto, CA 94301,
ask@ohio.clbthemes.com
Ph: +1.831.705.5448
Work Inquiries
info@valentinamusumeci.com
Ph: +1.831.306.6725
Back

[Video tutorial] 7 pasos para dominar sin miedo a Photoshop

Estoy segura de que Photoshop está entre los programas de edición de fotos y diseño más conocidos y más temidos a la vez. Todas las personas que he conocido que han tenido que enfrentarse a este nuevo programa, lo han hecho con miedo y parálisis ante la imposibilidad de entender tantas herramientas juntas. ¿Te sientes reflejada? Si tú también has sentido este miedo al tener que aprender a usar Photoshop, quiero que sepas que te entiendo, que no eres la única y que todo se supera a base de práctica. La interfaz de este programa suele asustar bastante, porque efectivamente hay muchísimas herramientas. Pero con este post de hoy quiero explicarte que para empezar solo necesitas conocer unas pocas herramientas. Después podrás ir ampliando a más.

¿Qué te parece si empezamos con este post? Te voy a explicar los siete pasos básicos para dominar sin ningún miedo al programa de los programas por excelencia de diseño y edición fotográfica: Photoshop.

 

Para empezar quiero contarte algo que servirá de aclaración para enfrentarte a este programa: Photoshop, es un programa que se ha creado para retoque fotográfico. Por esta razón tiene mil millones de botones y herramientas por todas partes que muchas veces no sabes ni para que sirven. Mi propósito es enseñarte a usar este programa para poder realizar tus diseños, tus banners, tus portadas para el blog y para tus redes sociales. Así que quiero que solo te centres en estos 7 pasos para crear tu primer diseño.

 

1. Aprende a trabajar con capas

Lo primero de Photoshop que tienes que aprender sin falta son las capas. De hecho creo que es la herramienta más potente y la que pone una enorme distancia entre este programa y los otros más simples y gratuitos.
Poder trabajar con las capas, te da un poder inmenso y una posibilidad mucho mayor de crear diseños bien hechos y de calidad.

 

Para que me entiendas, las capas son como folios de papel con distintos ajustes que se ponen uno encima del otro. el que está más abajo es el que viene cubierto por los demás folios de papel. Justo como en la realidad. La ventaja de trabajar con capas, es que si algo que has hecho no funciona, simplemente eliminas la capa y vuelves a empezar desde cero sin haber alterado la imagen original.

 

Por ejemplo, si quieres añadir una textura de acuarela encima de tu foto, lo que tienes que hacer es crear una capa vacía, y pintar sobre ella las texturas. Si ves que queda demasiado feo, y no refleja tus ideas iniciales, borras la capa y vuelves a empezar. Sin embargo, si decides no usar las capas, tendrías que pintar directamente de la foto. Y si luego no te gusta, la habrás liado. Porque habrás alterado la foto y no podrás hacer nada para recuperar el original, a no ser que hayas guardado una copia primero.

 

Las capas las tienes abajo a la derecha. Mantén esta herramienta siempre desplegada así podrás saber en todo momento como gestionar tus capas.

 

2. Elige el tamaño correcto de tu imagen

Otro factor imprescindible para sacarle el máximo partido a Photoshop es aprender a gestionar el tamaño de tu foto. Lo puedes hacer con dos herramientas, las dos muy útiles según que necesites.

 

  • Tamaño de imagen
  • Tamaño de lienzo

 

En tamaño de imagen se puede cambiar la medida de la imagen simplemente cambiando el valor de los pixeles. Asegúrate de que se estén manteniendo las proporciones correctamente si no tu imagen se distorsionará. Cuando cambias el tamaño de la imagen automáticamente cambias también el tamaño de todas las capas que tiene dentro.

 

Sin embargo con el tamaño de lienzo, ocurre exactamente lo contrario. Cuando decides cambiarlo solo se alterará el tamaño del contenedor de tu imagen y tus capas. Lo que hay dentro se queda igual que antes. Esta sin duda es la herramienta que más uso, porque me permite mucho más juego sin alterar el tamaño ni las proporciones de las capas que hay dentro.

 

3. Usa las formas

Las formas son tus grandes aliadas para crear diseños que impactan. Mucha gente en vez de crear la forma, crea una capa de pixeles, y la rellena con el bote de pintura. Yo no soy muy partidaria de hacerlo así, porque si después quieres alterar el tamaño de esta capa, lo tendrías difícil: lo más probable es que al alterarse pierda calidad y se pixele. Además no sería posible cambiar el color. Sin embargo, si haces lo mismo con una forma, vas a tener mucha más libertad. Si este rectángulo te parece demasiado ancho, lo estrechas, este circulo no te gusta, lo transformas en un ovalo. Si no te gusta el color, lo cambias… Todo esto sin perder calidad nunca. 

 

Si todo esto que te cuento te parece bien, pero no sabes muy bien para que quieres usar estas formas, ya te doy un par de ejemplos:

 

• Para diseñar portadas para tu blog y que un rectángulo te permita leer bien el texto.
• Para diseñar frases para compartir en tus redes sociales. Puedes usar una forma de fondo y cambiarle color para cada frase que vayas a diseñar.

 

4. Escribe con la herramienta texto

Indispensable para tus diseños, porque es la que te permitirá escribir el titulo de tu post en la portada que estés diseñando o la frase motivadora que vayas a compartir en tus redes sociales.
Puedes cambiar el tamaño, ponerlo todo en mayusculas, cambiar el espaciado entre las letras, o entre las lineas.
Puedes hacer muchísimas cosas interesantes sin duda.

 

5. Haz retoques con las capas de ajuste

Esta si que es magia. En photoshop hay muchísimas herramientas de retoque que son las que puedes encontrar en la barra lateral izquierda. Lo que pasa es que si las usas directamente encima de la imagen, después de unos cuantos pasos ya no puedes volver atrás, y solo te queda la opción de empezar desde cero. Sin embargo, en la herramienta capas (la que hemos visto al principio) además de crear capas de pixeles normales, puedes crear capas de ajuste. Son capas que permiten hacer retoques sin alterar la imagen original. Si no te gusta, simplemente escondes o eliminas la capa. Y si quieres cambiar algo, por ejemplo reducir un poco la saturación, puedes ir a la capa, hacer doble click y modificarlo. Todas las veces que quieras.

 

6. Guarda el original en Photoshop

Una vez has hecho todos los retoques y diseños necesarios no olvides guardar el archivo original de tu trabajo. Te servirá por si quieres hacer algún cambio o como plantilla para crear futuros diseños. No olvides este paso es super importante.

 

7. Guarda tu imagen para web y dispositivos

Después de que te hayas asegurado de guardar el original, guarda para web y dispositivos. De esta forma te aseguras de que tu imagen tendrá la calidad suficiente para verse bien sin pesar demasiado y cargarse sin problemas en internet.
Valentina Musumeci
Valentina Musumeci
https://www.livinglavidacreativa.com/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This website stores cookies on your computer. Cookie Policy